Furia

Son la pareja ideal: jóvenes y distinguidos, profesionales y de buen pasar económico; hogar bien constituido, modelo en el pueblo que los vio nacer y crecer dentro del seno de esa minoría sobresaliente. Son diferentes y especiales, se destacan en las reuniones sociales, la gente los contempla con agrado y los estima. Sus hijos con los mejores promedios en sus estudios, gozan del respeto de la comunidad educativa. El matrimonio perfecto.

Pero de golpe aparece una sombra, sombra de sospecha y se resiste a aceptarla, porque eso no le puede pasar. No a él. Prefiere no ver la realidad para mantener su castillo dorado, ese que fue la meta en su vida. Para lograrlo había dejado atrás parte de la libertad que tanto apreciaba. Por eso había regresado al pueblo, en él era “un señor”, en la gran ciudad, nadie.

Y ahora aparece el fantasma de la infidelidad y su mundillo tambalea y se derrumba cuando la inquietud encendida en su interior se activa al estallar la verdad y se mueve hacia el fuerte deseo que viene de sus entrañas. Se para frente a ella y le exige la confesión. Y le llega, y lo sacan del camino trazado. Y siente el golpe. Pero no va a ser débil, no él.  No va a decirle que le da otra oportunidad, aunque está presenciando cómo se desintegra su vida, cómo va bajando el telón de la gran comedia.

Al gran salón del club social, donde esta noche se realiza la fiesta de aniversario de la entidad, concurren como es habitual. Intercambian saludos con sus pares, sonríen y muestran cordialidad. La cena ha estado estupenda y llega la hora del baile. Los presentes esperan, como es tradición, la apertura por parte de esta pareja por la que sienten sincera simpatía.

Se encamina hacia la pista, solicita un micrófono para discursear sobre el acontecimiento que los reúne y como es natural estira su brazo solicitando que ella se acerque. La mira a los ojos, le sonríe y cáustico detalla derramando las palabras como un volcán en erupción, la infidelidad a la concurrencia.

Y baja el telón al gran acto de comedia.

  MARTA – JULIO 2016