Aprendiendo dulcemente para no callar los secretos que hacen daño.