En la Tierra del Sur las sombras descienden y descienden hacia la oscuridad profunda en un laberinto que logre perder toda pista posible, para auto defenderse y despegarse,  en el afán de que la JUSTICIA y los argentinos de buena voluntad nos olvidemos de lo inolvidable, nos cubra la niebla para no poder clamar por la verdad. No reprimamos el grito, no dejemos que se instale la NADA.

Setiembre 30 de 2015

Anuncios