Mi nombre es Celestina,  soy QOM y vivo en una comunidad en Formosa junto a mi familia, mis hijos, mis hermanas y hermanos. Hace 60 días me encuentro acampando en Buenos Aires junto a los pueblos originarios de QOPIWINI – QOM, PILAGA, WICHI, NIVACLE –   en reclamo de Derechos y tratados internacionales incumplidos por parte del Gobierno Provincial y Nacional, para nuestros pueblos originarios. Esto nos permitirá construir soluciones, para tener participación en temas referidos a nuestras comunidades, para parar la represión y la persecución que ejerce el Gobierno de Formosa cuando reclamamos lo que por ley nos corresponde y nos han quitado.  Nuestras exigencias parten del respeto que mantenemos con la cultura ancestral con respecto a la tierra y nuestro entorno que es nuestra vida. A pesar de estar abiertos al diálogo, aún no tenemos respuestas para generar soluciones. TIERRA, VIVIENDA, SALUD, EDUCACIÓN. Solo pedimos lo básico y por exigir que las leyes sean cumplidas hoy somos reprimidos hasta en nuestras casas.

¿Quién podría imaginar que la opresión continúa a más de 500 años, que Las venas Abiertas de América Latina éramos nosotros mismos?

Julio 03 de 2015 (Change.org)

Anuncios